Tipos de pruebas de inteligencia para niños

La prueba de inteligencia es la estimación del funcionamiento intelectual actual de un estudiante a través de la realización de varias tareas diseñadas para evaluar diferentes tipos de razonamiento. El cociente intelectual (CI) de un estudiante se mide habitualmente por medio de pruebas estandarizadas con exámenes de referencia normalizados.

La inteligencia implica la capacidad de pensar, resolver problemas, analizar situaciones y comprender valores, costumbres y normas sociales. En la mayoría de las evaluaciones de inteligencia intervienen dos formas principales de inteligencia:

Es habitual asociar la inteligencia con el cociente intelectual (CI), el funcionamiento cognitivo, la capacidad intelectual, la aptitud, las habilidades de pensamiento y la capacidad general.

Importancia de las pruebas de inteligencia en niños con problemas de aprendizaje

Las pruebas de inteligencia se realizan para entender mejor qué tan bien se puede esperar que un niño se desempeñe y para evaluar las necesidades de un estudiante.

En la mayoría de los casos, los reglamentos o leyes de cada país sobre educación especial exigen pruebas de inteligencia para confirmar o descartar la presencia de discapacidades y para establecer el coeficiente intelectual con el fin de diagnosticar una discapacidad de aprendizaje.

Dependiendo del tipo de prueba de inteligencia que se administre, puede proporcionar información importante sobre cómo los estudiantes abordan la resolución de problemas.

Las pruebas de inteligencia en niños, interpretadas correctamente, ayudan a los educadores a desarrollar una instrucción especialmente diseñada y estrategias educativas apropiadas para el desarrollo del plan educativo individual.

Tipos comunes de pruebas de inteligencia

Las pruebas de CI son pruebas normalizadas y estandarizadas. Comparan los niveles de destreza «normales» con los de los estudiantes individuales de la misma edad. Las pruebas de inteligencia se clasifican en dos grupos:

  • Las pruebas de inteligencia grupales suelen consistir en un cuadernillo de pruebas en papel y hojas de calificación escaneadas. Las pruebas de rendimiento grupal, que evalúan las áreas académicas, a veces incluyen una medida cognitiva.
    En general, no se recomiendan las pruebas grupales con el propósito de identificar a un niño con una discapacidad. En algunos casos, sin embargo, pueden ser útiles como una medida de detección para considerar si se necesitan más pruebas y pueden proporcionar buena información de antecedentes sobre el historial académico del niño.
  • Las pruebas de inteligencia individual pueden incluir varios tipos de tareas y pueden incluir libros de prueba para señalar respuestas, tareas de rompecabezas, actividades similares a las de un juego y sesiones de preguntas y respuestas.
    La Wechsler Intelligence Scale for Children (WISC) y la Stanford Binet-Intelligence Scale, anteriormente conocida como Binet-Simon Test, son ejemplos de pruebas de inteligencia individualizadas. El examen WISC incluye preguntas basadas en el lenguaje, los símbolos y el rendimiento, mientras que el examen Stanford-Binet ayuda a diagnosticar a los estudiantes con discapacidades cognitivas.

Los exámenes computarizados son cada vez más utilizados, pero como con todos los exámenes, los examinadores deben considerar las necesidades del niño antes de elegir este formato.
Las pruebas de inteligencia no verbal, como el Comprehensive Test of Nonverbal Intelligence (CTONI) y el Universal Nonverbal Intelligence Test, Second Edition (UNIT2), se utilizan para evaluar a los estudiantes que tienen problemas de procesamiento del lenguaje. En estas pruebas, las tareas están diseñadas para eliminar la inteligencia verbal de la evaluación de las habilidades de razonamiento del niño y para aislar y evaluar las habilidades de aprendizaje visual del estudiante.

Deja un comentario